Vamos a mi casa que no están mis padres

Como cada tarde esta pareja de novios han quedado en el parque para verse. Todavía no comparten piso, cada uno vive con sus padres y es complicado tener intimidad. Por suerte los padres del muchacho se han ido a pasar el fin de semana fuera, así que pueden aprovechar… ¡Y vaya si aprovechan! Tremendo polvazo pegan encima del sofá… ¡Seguro que están deseando volver a quedarse solos en casa!