Misty Stone, cuerpazo de ébano en acción

Cuando le vi llegar con ese vestido blanco con el que se le marcaban sus curvas y poco después empezó a a mojarse todo el cuerpo me quedé sin palabras. Misty Stone está buenísima. Ella sabe que me pone a cien, por eso siempre que viene a mi casa es para pegar un buen polvazo.