Los rompeculos de la playa

Cuando una aspirante a vigilante de la playa no pasa las pruebas solo le queda una cosa por hacer. Ofrecer su culo al jefe de los socorristas para que este se lo folle hasta que la considere lista y preparada para ascender de rango.