¡Córrete en mi culo!

La única condición que puso esta joven chica del casting porno fue que al terminar nos corrieramos en su culo. Dicho y hecho, después del folleteo el lefazo acabó en su culo.